Desde el 1 de septiembre, Enorchile asumió las operaciones de la central termoeléctrica Colihue en la Región de O´Higgins. Dicha central tiene una capacidad instalada de 25 MW, mediante dos motores MAN de 12,5 MW cada uno y que funcionan con petróleo pesado, conectándose al Sistema Interconectado Central (SIC) a través de la subestación de la minera Valle Central.

Rodrigo Sáez, gerente general de Enorchile, señala a Revista ELECTRICIDAD que “la idea de la empresa es trabajar rápidamente para que la central generadora avance a un sistema de control automático en su primera etapa hacia el primer semestre de 2017”, “asumiendo un escenario de alta probabilidad de generación térmica según ha sido declarado por el CDEC SIC producto de la falta de insumo hídrico”.

“Esta es una central que venía siendo operada solo con personal en terreno y sub contratos y que tiene que transformarse en una central Enorchile, por lo que debe cumplir una forma de operación 90% remota, o sea tiene que traer a nuestro centro de control de operación todas sus señales, sus procesos de control para poder ser operada, administrada y despachada desde Santiago, además de que el personal en terreno sea especialista en la administración de las fallas y en poder mantener el estado operativo local con la menor cantidad de gente posible”, explica el ejecutivo.

Según Sáez, la innovación tecnológica de la central se concentra “en transformar motores que no estaban pensados para una operación remota para sacarle la mayor cantidad de información, transmitirla en forma confiable, de modo que nuestro operadores pueden entender qué está pasando en terreno a fin de tomar las gestiones para que se mantenga la disponibilidad y la eficiencia en la generación”.

Fuente: Revistaei